Home GALERÍAS CINCO MENSAJES DE LA JMJ (Y DOS APUNTES)

0 2460

Un buen grupo de alumnos del Colegio, familias, antiguos alumnos y demás componentes de la comunidad educativa de Montecastelo no se quiso perder el evento del verano: la JMJ de Madid, 2011. La increíble experiencia de contar con la presencia del Papa Benedicto XVI, en una marea de muchedumbres procedentes de todo el mundo, sirvió a todos los participantes para comprobar la fuerza que tiene la Iglesia entre la juventud. Muchos de los alumnos quisieron trabajar como voluntarios en la organización del evento; como también muchas familias del Colegio y de antiguos alumnos acogieron a peregrinos de Francia, Nueva Zelanda y Australia en sus casas, los días previos a los actos de la Jornada Mundial. Se puede ver una pequeña galería de imágenes en el enlace: VER LA GALERÍA

Fueron muchas las intervenciones del Papa dirigidas a los participantes en este encuentro. Recogemos aquí los cinco puntos que podrían resumir los mensajes que Benedicto XVI ha querido transmitir a la juventud:

FIESTA DE ACOGIDA EN CIBELES

“Se preguntarán por el secreto de vuestra vida y descubrirán que la roca que sostiene todo el edificio y sobre la que se asienta toda vuestra existencia es la persona misma de Cristo, vuestro amigo, hermano y Señor, el Hijo de Dios hecho hombre, que da consistencia a todo el universo”.

VIA CRUCIS EN MADRID

“Mientras avanzábamos con Jesús, hasta llegar a la cima de su entrega en el Calvario, nos venían a la mente las palabras de san Pablo: «Cristo me amó y se entregó por mí» (Gál 2,20). Ante un amor tan desinteresado, llenos de estupor y gratitud, nos preguntamos ahora: ¿Qué haremos nosotros por él? ¿Qué respuesta le daremos?”

VIGILIA EN CUATRO VIENTOS

“No somos fruto de la casualidad o la irracionalidad, sino que en el origen de nuestra existencia hay un proyecto de amor de Dios. Permanecer en su amor significa entonces vivir arraigados en la fe, porque la fe no es la simple aceptación de unas verdades abstractas, sino una relación íntima con Cristo que nos lleva a abrir nuestro corazón a este misterio de amor y a vivir como personas que se saben amadas por Dios”.

HOMILÍA EN CUATRO VIENTOS

“Seguir a Jesús en la fe es caminar con Él en la comunión de la Iglesia. No se puede seguir a Jesús en solitario. Quien cede a la tentación de ir «por su cuenta» o de vivir la fe según la mentalidad individualista, que predomina en la sociedad, corre el riesgo de no encontrar nunca a Jesucristo, o de acabar siguiendo una imagen falsa de Él.”

ÁNGELUS EN CUATRO VIENTOS

“Ahora vais a regresar a vuestros lugares de residencia habitual. Vuestros amigos querrán saber qué es lo que ha cambiado en vosotros después de haber estado en esta noble Villa con el Papa y cientos de miles de jóvenes de todo el orbe: ¿Qué vais a decirles? Os invito a que deis un audaz testimonio de vida cristiana ante los demás. Así seréis fermento de nuevos cristianos y haréis que la Iglesia despunte con pujanza en el corazón de muchos”.

BXVI A LOS VOLUNTARIOS

“Es posible que en muchos de vosotros se haya despertado tímida o poderosamente una pregunta muy sencilla: ¿Qué quiere Dios de mí? ¿Cuál es su designio sobre mi vida? ¿Me llama Cristo a seguirlo más de cerca? ¿No podría yo gastar mi vida entera en la misión de anunciar al mundo la grandeza de su amor a través del sacerdocio, la vida consagrada o el matrimonio? Si ha surgido esa inquietud, dejaos llevar por el Señor y ofreceos como voluntarios al servicio de Aquel que «no ha venido a ser servido sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos». Vuestra vida alcanzará una plenitud insospechada”.

BXVI A LOS PROFESORES

Por tanto, os animo encarecidamente a no perder nunca dicha sensibilidad e ilusión por la verdad; a no olvidar que la enseñanza no es una escueta comunicación de contenidos, sino una formación de jóvenes a quienes habéis de comprender y querer, en quienes debéis suscitar esa sed de verdad que poseen en lo profundo y ese afán de superación. Sed para ellos estímulo y fortaleza”.

NO HAY COMENTARIOS