Home ALUMNOS LOS ANTIGUOS ALUMNOS EXPLICAN LAS CARRERAS TECNOLÓGICAS

0 3375

Dieron comienzo, el pasado viernes 30 de marzo, las Jornadas de Orientación Universitaria y Profesional, a cargo de la Asociación de Antiguos Alumnos, “Alumni Montecastelo”. En esta primera sesión, se abordaron los estudios universitarios relacionados con el Bachillerato Tecnológico, y para ello participaron en una mesa redonda Pablo Pedrosa Roncero, ingeniero naval, Pedro González Souto, arquitecto, y Tito Barreiro Cuiñas, empresario del mundo de las TICs.

Los tres ponentes siguieron un esquema parecido: tras una introducción en la que describían lo más destacado de las asignaturas con las que uno se puede encontrar en esas carreras, venía un desglose del amplio abanico de posibilidades laborales que ofrecen, y lo que aporta al alumno la concepción de la carrera.

Pedrosa incidió en el completísimo bagaje que proporciona una ingeniería en Matemáticas y Física, que capacita al estudiante para afrontar casi cualquier proyecto de la vida real, con un breve periodo de adaptación. Mostró los modelos anglosajón –muy orientado a la práctica– y el español –con mayor carga teórica y más completo–, y, según su opinión, serían deseables unos estudios que siguieran un modelo mixto de ambas tendencias. Dejó claro que, para un ingeniero, ambas materias son esenciales y, cuando uno se ha hecho a ellas, la carrera se convierte en una apasionante búsqueda de a dónde se quiere dirigir uno con su formación, desde la elaboración de grandes proyectos, hasta opositar para cuerpos técnicos del Estado. Aclaró que, con trabajo constante, desde el mismo inicio del curso, es posible hacer una muy buena carrera.

González Souto enfocó su exposición sobre los estudios de arquitectura como una mezcla entre el arte y la técnica, que requieren, por encima de todo, un trabajo diario intenso. Planos, dibujo técnico, cálculo de estructuras, uso de las nuevas tecnologías, etc., pero también el diseño, la planificación urbanística, la creatividad al servicio del hombre. Las múltiples opciones que ofrecen los créditos de libre elección proporcionan que cada quien oriente profesionalmente sus estudios durante los últimos años de la carrera. Él mismo optó por la rehabilitación de edificios y su implantación coherente con el medio en el que se asientan. También advirtió de que no son buenos momentos para la construcción en España, pero les animó a la aventura y a salir a trabajar al extranjero, donde hay múltiples opciones de desarrollo profesional.

Barreiro introdujo el mundo de las TICs como una realidad en la que estamos sumergidos todos en la actualidad. Aclaró que no era imprescindible unos estudios de Telecomunicaciones o de Informática para trabajar en este ámbito, pero sí es necesaria la voluntad de investigación y de aplicabilidad de la tecnología a resolver problemas de la vida real. Puso como ejemplo al variado elenco de profesionales que trabajan en su empresa: desde médicos hasta graduados en Formación Profesional. El mundo de las TICs está en cambio permanente, por lo que se exige una formación continua y la necesidad de saber trabajar en equipo para poder innovar y poner en práctica los proyectos de investigación.

Tras las exposiciones, se abrió un interesante coloquio entre los alumnos y los ponentes, que sirvieron para aclarar dudas, recibir orientación sobre las mejores facultades para estudiar estas carreras o la necesidad absoluta de los idiomas para ser competentes en cualquier trabajo relacionado con el mundo técnico.

NO HAY COMENTARIOS