Home PROFESORES JAVIER ARCAS SUPERA LAS 5.000 DESCARGAS DE SU PRIMERA NOVELA

0 3559

En menos de dos meses, la novela “Y, sin embargo, contento” supera la barrera de las cinco mil descargas en formato digital, tanto para el servicio de la iBook Store de Apple, como en formato e-pub y pdf a través de Bubok.com. Escrita hace un verano, decidió hacerla pública a través de la red Internet, debido al interés de distintos lectores por la obra. Se encuentra disponible gratis para su descarga AQUÍ para iPhone e iPad, y AQUÍ para el resto de lectores de libros digitales (e-readers).

Javier Arcas González es Licenciado en Filología Clásica y profesor de Lengua y Literatura Española en Montecastelo desde hace casi 20 años. En la actualidad, dirige el Departamento de Lengua y Literatura, es Profesor Encargado de Curso de 4º ESO, y de la Asociación Alumni Montecastelo. Ha accedido a responder a una breve entrevista, que reproducimos.

¿Por qué escribir una novela a estas alturas de la vida?

En mi caso, ha sido por puro capricho docente. Llevo muchos años explicando y comentando novelas, y pensé que podría ser una buena experiencia escribirla para entender mejor aquello que tengo que enseñar.

¿Ha merecido la pena?

Escribir es siempre apasionante. Creo que he vislumbrado varios matices interesantes para transmitir en mis clases.

¿Alguno en concreto?

Muchos. Por ejemplo, dejar sin resolver la eterna pregunta de si los personajes que uno crea tienen vida autónoma o no. Antes de escribirla, estaba seguro de que no la tenían.

¿De qué trata el argumento?

Del mundo interior del adolescente, de sus dudas, de sus visiones, de sus anhelos y miedos. En el fondo, del deseo de aclararse consigo mismo y asumir su misión en el mundo.

¿Lo consiguen?

Se dan cuenta de que la meta a la que aspiran es el inicio del camino.

En la novela está presente un colegio vigués llamado “El Olivo”. ¿Cuánto hay de Montecastelo en ese colegio?

Mucho y muy poco. Comparten la atención personalizada y la localización en la falda del monte Puxeiros. Nada más. Y nada menos.

Algunos lectores han creído reconocer a algún profesor…

Es su problema. Todos los personajes son ficticios y cualquier parecido con la realidad es, probablemente, fortuito.

La obra comienza con unos ojos y termina con otros…

Sí, es un artificio recurrente en la obra; igual que el teatro y la vida, o la intuición y el raciocinio.

Muchos lectores dicen que se lee de un tirón y que se ríen de lo lindo, ¿cómo se consigue esto?

He leído varios comentarios al respecto. Lo de que engancha al lector se consigue con su estructura secuencial y jugando con los puntos climáticos. El humor es fruto de las contradicciones internas de los protagonistas. Muchas veces es un humor siniestro por ello, pero es una novela alegre porque, entre tanto caos, se vislumbra la luz.

¿Por qué “Y, sin embargo, contento”?

Es un título que le viene al pelo… Ese “sin embargo” es una locución apoteósica, que recoge muy bien la contradicción habitual en la vida del adolescente.

¿No es demasiado cercana al famoso dicho que termina también en “pero contento”?

Hay que leer la novela para entender el título.

En el libro se encuentran expresiones del tipo de “Lucas se autoexilió a su verdadera patria”. ¿A qué responde esa manera de escribir?

La lengua es elástica e ingeniosa, y es perfecta para sorprender al lector con contradicciones en los términos pero con un sentido inequívoco. Me gusta estirarla, moldearla, retorcerla, jugar con sus múltiples significados y llegar a aberraciones sorprendentes en el plano de la expresión, pero perfectamente coherentes en el plano del contenido.

¿No es tortuoso ese proceso de escritura?

¡Qué va! Ha de ser, sobre todo, espontáneo. Además, me gusta desatar a la lengua de sus corsés sociales impuestos…, y provocar un humor de fondo, apenas advertido, mientras se está leyendo.

¿Por qué en internet?

Es lo más fácil y cómodo. Es gratis y accesible a todo el mundo. No fue escrita para ser publicada, pero varias personas la quisieron leer y les gustó. Luego se dio el “boca a boca”. Al final, me cansé de mandarla por ahí y la colgué para que se la descargue todo el que quiera.

5.000 descargas, ¿son muchas o pocas?

Ni idea. Todo lo que ocurre en Internet está rodeado de misterio. Por ejemplo, no la he publicitado en ningún sitio, salvo en alguna red social, y nada más. Y por ahí anda, en cinco mil aparatos móviles… Otro ejemplo: se la ha descargado gente en USA, Italia, Francia. Uno supone que son españoles que andan por ahí… Y, de repente, una descarga de Noruega. Que venga alguien y que me lo explique.

Pero lleva varias semanas entre las destacadas en la Apple Store…
Sí, pero yo no he hecho nada para destacarla. El ritmo de descargas, las opiniones y valoraciones de los lectores, la han destacado.

¿Y, ahora, qué?

Ahora tengo clase en 3º de ESO… No es mala pregunta, no… Podría ser otro buen título.

¿Va a tener segunda parte?

Prefiero la realidad a la ficción. No sabemos hasta qué punto nos puede asombrar. Lo importante es no perder la capacidad de sorprenderse.

Sí, pero ¿va a tener segunda parte?

No segunda parte, sino mil millones de partes. Cada una de ellas está por escribirse en la cabeza y en el corazón de cada adolescente.

NO HAY COMENTARIOS