Home COLEGIO VOLVIMOS A GALICIENCIA

¿Alguna vez se ha quedado sin gasolina en la carretera? ¿Le gustaría que su mascota le obedeciera en todo? ¿Querría hacer de su finca un gran jardín? ¿Ha pensado alguna vez viajar a la Luna?

Los alumnos del Colegio han acudido un año más a Galiciencia, la feria científica estudiantil más importante de Galicia, durante los días 20, 21 y 22 de noviembre. Cuatro han sido los proyectos presentados, en los que han estado trabajando durante estos dos últimos meses para llegar al resultado final. Un total de 19 alumnos han dedicado recreos y tardes para culminar sus experimentos.

Plantaciones en el desierto

¿Se imagina el Sahara convertido en un vergel? Eso, pero a pequeña escala, es lo que se han propuesto Iñigo Maruri, José María Sousa, Daniel Filgueira, Pablo Mena, Ignacio Rodríguez y Humberto Alonso, de 2º de ESO. Han diseñado un sistema de riego que permite crear cultivos agrícolas en el desierto. La fórmula secreta son los polímeros súper absorbentes, es decir, los materiales presentes en los pañales de bebé, ya que mantienen mucho mejor la humedad y retrasan la evaporación. “Sabiendo que la contaminación era un problema muy grave en las zonas urbanas vimos que podríamos recuperar zonas agrícolas en lugares muy cálidos” señala Pablo Mena quien asegura que “de las cosas menos esperadas puedes encontrarte con algo muy útil”.

Cohetes propulsados por chorro de agua

El agua también sirve para lanzar un cohete. Esta es la idea del equipo formado por Roberto Prieto, Rodrigo Delgado, Julio González-Babé y Manuel Barreiro, de 4º de ESO y 1º de BAC, que perfeccionaron un proyectil impulsado por agua con un paracaídas, una plataforma de lanzamiento y un sistema de medida de altura. Resultó difícil dar con el sistema de lanzamiento y materiales idóneos. Los alumnos se preguntaban cuál era la presión y cantidad de agua óptima para alcanzar una mayor altitud.

Controle a su mascota (rata de laboratorio)

Moldear a un mamífero puede resultar ciencia ficción, pero es algo que nuestros alumnos ya han conseguido a pequeña escala con ratas. A partir de un documental en la clase de Biología, surgió la idea de moldearlas: adiestrarlas en una nueva conducta. Les costó este experimento porque “al principio eran poco receptivas ya que eran muy jóvenes” afirma Carlos Alberto Gándara que trabajó junto con Fernando Olmedo, Carlos Delgado, Pelayo Pérez y Miguel Rivas, de 3º de ESO. Utilizando el método de aproximaciones sucesivas consiguieron que los animales hicieran un circuito de túneles y rampas hasta llegar a la meta donde tendría un estimulo placentero.

Gasolina algática

Por si algún día se queda sin combustible, lleve un manojo de algas en el maletero. Quizás pueda hacer como los estudiantes de 4º de ESO y 1º de BAC, Miguel Lomba, Javier Martín, Ignacio Santos y Sergi Albort que, a partir de esta vegetación tan abundante en los mares de Galicia, producen biodiesel. Con la nueva Ley de Hidrocarburos se obliga a mezclar la gasolina con un 5% de biodiesel. “Normalmente ese biodiesel se extrae de los cereales pero nosotros pensamos en otro producto que sobrase y en Galicia se desperdician 100 mil toneladas al año de algas y, sabiendo que de ellas se extrae aceite, se nos ocurrió aplicarlo al experimento”, nos comenta Sergi Albort. El proceso consistió en la recolección, lavado, y triturado de las algas hasta convertirlas en polvo y luego convertirlo en aceite que pasaría a ser biodiesel.

Quizás falte poco para encontrarnos con algunos de estos proyectos en el mercado. Lo que sí es cierto es que nuestros alumnos han aprendido el valor de la ciencia para mejorar y experimentar sobre nuestra vida cotidiana.

NO HAY COMENTARIOS