Home ALUMNOS CULTIVO DE LECHUGAS ¿CON LEDS?

Los laboratorios de Montecastelo siempre se han caracterizado por una constante de innovación y creatividad a la hora de plantearse proyectos de investigación y de ponerlos en marcha. La presencia de los alumnos en un certamen tan peculiar como Galiciencia facilita mucho la tarea, pero no dejan de ser curiosos los retos que se plantean profesores y alumnos. El último experimento consiste en realizar un “análisis de la utilización de LEDs para el cultivo de lechuga“. ¿Están locos estos científicos?

El proyecto tiene dos objetivos fundamentales: en primer lugar, evaluar el efecto de la sustitución de la luz natural por sistemas LEDs de iluminación durante el cultivo de lechugas, determinando si existen diferencias significativas entre las fuentes de luz utilizadas para los distintos parámetros en observación y, en segundo lugar, analizar el consumo eléctrico de los dispositivos lumínicos utilizados. El control de la longitud de onda les permite una aplicación a la carta, que sirva para satisfacer las necesidades de cada tipo de vegetal.

De este experimento, por ahora, han conseguido obtener las siguientes conclusiones:

  • -El crecimiento de las lechugas del Microinvernadero 1 (iluminado con LEDs verdes) fue un poco  mayor, pero observaron un ligero deterioro de las mismas así como una visible pérdida de color. Las lechugas crecieron en largo, pero no en ancho.
  • -Las lechugas del Microinvernadero 2 (iluminados LEDs rojos y azules) tuvieron un crecimiento igual a las lechugas que estuvieron irradiadas directamente por el sol y permanecieron en perfecto estado durante el experimento.

El valor principal de esta investigación sobre los efectos de la iluminación por LEDs en el desarrollo vegetal es que podría ayudar a aumentar la productividad de cultivos alimentarios en ciertas partes del mundo, una posibilidad muy esperanzadora ante el crecimiento demográfico del planeta y la necesidad de una mayor cantidad de comida con la que alimentar a esa humanidad, cada vez más numerosa.

Falta todavía por evaluar otros parámetros como el consumo de energía, la relación calidad-precio, o las situaciones concretas de implantación a gran escala en la producción de los vegetales. Pero démosles tiempo al tiempo y, a lo mejor, resulta que el equipo de alumnos de 3º y 4º de la ESO, sabiamente dirigidos por el Profesor Bernardo Longa, logran patentar el invento. Por el momento, ya piensan con alzarse con algún título en la feria Galiciencia.

 

lechugasoct141

NO HAY COMENTARIOS