Home PROFESORES “En realidad, no sabemos por qué estaba tan llena la posada”

0 1612

Los profesores Rafael Martínez Polo y Javier Arcas González han sido los autores materiales del reciente éxito teatral del que todo el mundo habla en Vigo, y que se estrenó en el Auditorio Mar de Vigo el pasado martes 15 de diciembre. Si el primero ha coordinado todos los aspectos técnicos de sonido y organización de la obra, el segundo ha sido el autor intelectual del libreto y director escénico de la representación, por lo que ambos pueden considerarse corresponsables del resultado final, junto a todos los Profesores Encargados de Curso del colegio y cientos de padres, madres, abuelas y demás familia, que lo han dado todo por que las familias de Montecastelo pasasen una tarde inolvidable de risas, entretenimiento y mensajes navideños. Agotados por el esfuerzo, todavía les han quedado ganas para responder a estas preguntas de EL HALL, en el acostumbrado tono de gravedad con que han afrontado este proyecto.

 

Pero, pero… ¿Por qué estaba tan llena la posada?

Rafael M.: Realmente, no lo sabemos.

Javier A.: Seguramente, la versión oficial es más que discutible.

Pero, ¿y eso de que la dirija Barrabás?

RM: Es una licencia literaria para dejar bien claro que ese personaje no era trigo limpio.

JA: El problema es que el hebreo antiguo no ha sido bien traducido porque lo que realmente ponía era “Bar” “Habas”, es decir, “taska” en hebreo clásico.

¿Qué nos pueden decir de la elección del actor que hacía el papel de Matatías Prats?

RM: Fue realmente complicado encontrar un espécimen así pero, tras buscar un poco, lo encontramos a la primera.

JASí, sí… Porque es curiosa la fauna que uno puede encontrar en ciertas aulas… Dicho esto sin acritud (que, por cierto, no es una palabra hebrea).

Ha sido muy comentado en las redes sociales el vestuario de algunos de los actores. ¿Cómo realizaron la planificación del diseño?

JA: Acudimos a los más prestigiosos gurús de la moda de la Feria de Bouzas, donde nos asesoraron al grito de “me los quitan de las manos, señora”.

RM: Hemos de reconocer que la talla, en algún caso excepcional, no fue la más apropiada para guardar el decoro poético…

JA: Pero eso fue porque te pusiste a regatear con el feriante, y no le quisite pagar el justiprecio…

RM: Es que me quería cobrar a seis leuros el metro cuadrado de tela a cuadros… Y con un presupuesto tan justo, le quedó a alguno el traje muy ajustado…

¿Y la selección musical? ¿Fue muy trabajoso encontrar unas piezas tan apropiadas?

RM: Me alegra que me haga esta pregunta. Hicimos un concurso público entre los más grandes artistas del mundo de la canción alternativa, pero no terminábamos de encontrar lo que queríamos. Milagrosamente, en unas recientes obras de remodelación del colegio, hallamos un baúl con las iniciales MOS, en el que nos topamos con lo más variado de la música moderna actual…, de los años 70 y 80.

JA: Y además, libres de cortapisas, con todo lo ventajoso que es eso hoy en día.

¿Cómo es trabajar en un escenario profesional?

RM: El secreto está en la palabra “escaleta”, algo absolutamente desconocido por nosotros hasta ahora. Cuando supimos que no era pa subite ni pa bajate, se nos mudó la color de la faz.

JA: Rafa parecía que se había tomado un bote entero de “Neurocerebrín”, al ver las dimensiones de lo que habría de ser su actuación, porque más que el Bar Abbas, parecía la sala de baile del Palacio de Herodes.

¿Cómo es estar entre bambalinas?

RM: Yo me vi poseído por el espíritu de las Navidades y entré en vibración eléctrica. En mi vida he recitado tanta poesía social en menos tiempo…

JA: Yo, sencillamente, no me vi, porque estaba en la sala de control, refinando mis conocimientos de arameo.

¿Quién ha sufrido más en la puesta en marcha?

JA: Sin lugar a dudas, nuestro estimado director del colegio. Cada cinco minutos nos llamaba para recitarnos aquel estribillo de “¿Cómo vais?”.

RM: Y nosotros, la verdad, no nos atrevíamos a responder…

¿Qué fue lo mejor y lo peor de esta representación?

RM: Nuestro mayor error nos lo echó en cara el propio Alcalde de Vigo, al no haber incluido en el reparto al “Dinoseto”…

JA: Lo cierto es que Rafa no lo vio claro en el casting y no confió en las posibilidades de la estrella de la ciudad. Ahora, lo está lamentado…

¿Cuáles son las expectativas para el año que viene?

JA: La verdad es que nos hemos enrolado voluntarios en un submarino que parte de Cartagena a Sebastopol y no sabemos cuándo saldremos a la superficie.

RM: Ya sabes que esto de la fama es un poco inestable, y hoy estás ahí arriba, y mañana sales en portada del Faro de Vigo, en la sección de sucesos, así que no aventuremos futuribles…

Tras unos minutos de silencio, nos atrevemos a hacer nuevas preguntas de esta entrevista, pero advertimos que ambos han aprovechado la pausa para caer en los brazos de Morpheo y este entrevistador no ha conseguido sacarlos de su estado durmiente, por lo que nos hemos quedado con las ganas de saber el verdadero origen de esta historia, y saber un poco más sobre los excelentes actores que representaron al posadero y a los legionarios romanos. Así que tendremos que esperar hasta el año que viene para obtener una respuesta.

NO HAY COMENTARIOS