Home ALUMNOS KIRIKO: PADRES E HIJOS DE CONVIVENCIA EN LA NATURALEZA

0 822

El fin de semana del 24 y 25 de septiembre los alumnos y padres de 1º de Primaria celebraron su tradicional convivencia de inicio de curso en las instalaciones de la granja-escuela de “El Kiriko”. Los días previos estuvieron cargados de ilusión por que llegara el momento.

Un total de 30 padres e hijos, acompañados del director del colegio, José Manuel Rodríguez, el profesor de 1º, Joseba Barturen, del subdirector, José Nieto, y por el profesor Adrián Santos, participaron desde el primer día de la convivencia. Lo primero, la distribución de las literas en la habitación multitudinaria de las instalaciones, para dar paso a una primera visita del complejo, preámbulo de las actividades que se realizarían. La comida fue un primer instante de descanso antes de pasar a la acción.

En primer lugar, visitaron la zona de animales domésticos: gallinas y pollos, conejos, caballos, vacas, ovejas, el simpático burro, los cerdos… Luego, la difícil tarea de ordeñar una vaca “artificial” para pasar luego al tiro con arco. Fuentes bien informadas han asegurado que la diana usada por los intrépidos deportistas se podrá usar en múltiples ocasiones, dada la escasa puntería de los más pequeños. Competiciones de fútbol, carreras de sacos –es una pena que aún no sea disciplina olímpica–, y otros juegos hicieron que la tarde pasara en un plisplás, y llegase la cena y el siempre emocionante momento de la noche. Los padres aprovecharon la tertulia para comentar algunos aspectos de interés educativo, mientras recomponían las fuerzas agotadas del día, en la paz y tranquilidad de la noche.

El día siguiente, tras el completo desayuno, se aprovechó para hacer una ruta de senderismo por A Laxe, mientras se hacía tiempo para que llegasen las mamás, con el resto de la familia, que vivían la incertidumbre del estado en que iban a encontrar a hijos y maridos. Pudieron escuchar de viva voz los relatos de sus hijos sobre la cantidad de experiencias vividas, y compartieron gestos y miradas con sus maridos. Tras la Santa Misa, comieron todos juntos y disfrutaron de la tarde en compañía. Esta vez fueron los más pequeños quienes hicieron de guías de sus madres y hermanos del recorrido por las instalaciones.

Se puede ver una galería de imágenes de la convivencia en el siguiente enlace: VER

NO HAY COMENTARIOS